¿HACIA DÓNDE EVOLUCIONA EL DATA CENTER?


En el contexto de negocio de transformación  e incertidumbre en el que todos los negocios están inmersos, muchas empresas se están cuestionando su modelo de data center. ¿Existe un modelo de data center de referencia? ¿Por cuál debe apostar una empresa?

En Delfos pensamos que el modelo que prevalece es el híbrido. Es decir, no se trata de un modelo, sino de una amalgama de estos. No solo nos referimos a la convivencia de lo heredado y lo nuevo. El asunto de fondo es que para ser competitivas, las empresas tienen que moverse en la confluencia de agilidad, innovación y eficiencia. Esto hace imposible que una empresa pueda apostar por un modelo único, dado que condicionaría alguno de estos aspectos.

Hace algunos años ya observamos que el mercado de data center se estaba bifurcando en dos direcciones: por un lado el data center definido por software, y por otro, el data center de infraestructura especializada, es decir, definido por hardware. Ambos modelos responden a necesidades diferentes.

El data center definido por software da respuesta al imperativo de agilidad. Las organizaciones se encuentran en un entorno de negocios impredecible y acelerado. No se puede saber con certeza cómo va a evolucionar la demanda; esto hace arriesgado tomar decisiones  ahora que puedan comprometer la trayectoria futura. Además, si aparece una oportunidad, hay que capturarla y escalarla con rapidez, antes de que la competencia se apropie de ella. En el modelo de data center definido por software, el hardware se convierte en una commodity, y es el software el que determina su función. De este modo, los recursos se definen y ajustan en función de una demanda cambiante.

La otra dirección que toma el data center es la de la infraestructura especializada, es decir, dirigido por hardware. Este modelo responde al imperativo de innovación. Los limites la frontera de la innovación están determinados por el hardware. Ejemplos claros son la inteligencia artificial y el blockchain. Ambos tienen requerimientos de cómputo muy intensivo, que afectan no solo al propio hardware, sino a la arquitectura física de la instalación, el suministro energético y el entorno físico. Por ejemplo, las condiciones climáticas de Noruega han atraído una elevada inversión en blockchain, ante la facilidad de refrigeración. La frontera de la innovación está determinada por la disponibilidad de hardware.

Estas dos líneas de evolución provienen del lado de la oferta, que basa su estrategia en uno de los modelos. Sin embargo, la demanda no puede comprometerse con una opción predefinida de data center. Las empresas no pueden apostar por la agilidad y dejar de lado la innovación, dado que erosionarían sus márgenes y sus ingresos futuros. Tampoco pueden innovar sin agilidad, dado que llegarían tarde al mercado. Además, necesitan operar de forma eficiente, entregando los recursos a medida que se necesitan, y evitando el sobredimensionamiento. Es decir, las empresas compiten en el área de confluencia de agilidad, innovación y eficiencia. Por eso, necesitan combinar las ventajas de cada modelo en la medida justa para su negocio. Es decir, el data center es híbrido por su propia naturaleza y no por una coyuntura de coexistencia de lo nuevo y lo heredado.

Además, hay que tener en cuenta que las cargas tienen un ciclo de vida, en el que cada etapa tiene sus requerimientos, y que aparecen nuevas tecnologías de forma continua. Es decir, el entorno híbrido va a estar adaptándose, incluso reconfigurándose, a medida que el negocio evoluciona. El futuro del data center es híbrido y a la vez dinámico.

El reto para muchas empresas es gestionar esta evolución con recursos limitados. Es aquí donde la oferta de tecnología como servicio entra al rescate. Eso sí, es necesario que exista una masa crítica de oferta disponible –para proporcionar agilidad y escalabilidad-, y una infraestructura especializada accesible –para permitir la innovación.

Una oferta adecuada de estos servicios proporciona una ventaja competitiva a la región, que puede crear negocios intensivos en tecnología sin comprometer inversiones. Por eso existe una competencia global por atraer inversiones en data centers. Hemos realizado recientemente un estudio en el que se detalla la importancia de la infraestructura para hacer posible esta oferta de servicios.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s