La aritmética de la privacidad (y II)


Continuamos con reflexionando sobre la privacidad. En el anterior post hablamos de algunos factores que inciden en la privacidad.

Adquiriendo una mayor comprensión

Una vez identificados los factores, su impacto, relevancia y relación con otras variables las empresas pueden construir hipótesis y testarlas. Algunos ejemplos:

  • Relevancia de los factores: ¿En qué medida aumentar la trasparencia impacta en la propensión de las personas a ceder sus datos?
  • Nuevos modelos de negocio: ¿Qué impacto tiene la privacidad en la creación de servicios basados en agregar datos de distintas empresas?
  • Segmentos de población: ¿Las generaciones más jóvenes dan más importancia al valor aportado que a la trasparencia?

El testeo de hipótesis genera una comprensión más robusta que será necesaria para una nueva generación de servicios basados en la explotación de información personal.

Evolución de las fronteras

La regulación juega un papel central en cómo evolucionará la privacidad y a qué velocidad se dibujarán sus nuevas fronteras. No obstante, el cambio que imprimen los avances tecnológicos pueden ir por delante de la misma. Por ejemplo, ¿Qué dirá de nuestros hábitos y costumbres todos los aparatos que tenemos en el hogar cuando estén conectados entre sí y con Internet?

Internet de las cosas tendrá un impacto muy importante tal y como lo han tenido la movilidad, los medios sociales o Big data. Pero, el verdadero impacto vendrá de la combinación de todas ellas, impacto que hoy sólo podemos imaginar.

Una llamada a la acción

Nuestra comprensión sobre cómo nuestra privacidad puede verse impactada por la era de innovación tecnológica actual debe madurar para permitirnos elegir que grado de privacidad queremos tener.

Las empresas, por su parte, deben tener una aproximación trasparente, dejando el control en manos del individuo, clarificando el valor capturado y aportado… Y donde su estrategia en torno a la privacidad no esté guiada exclusivamente por el cumplimiento normativo sino creando por diseño en sus servicios la capacidad de elección del individuo.

El concepto de privacidad ni puede ni debe desaparecer, solo evolucionar. Está en nuestras manos convertir esta evolución en un progreso del que todos nos beneficiemos.

Fernando Maldonado, Associate Research Analyst @ Delfos Research

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s